Historia de los libros de cocina y gastronomía

gastronomia

Los libros de cocina y gastronomía han sido los imprescindibles en las cocinas de nuestras abuelas, los cuales luego fueron heredados a nuestras madres hasta llegar a día de hoy a nosotros. Ahora, en una época donde lo digital está a la orden del día, estos tipos de libros han dicho adiós a su forma física para pasar a un formato más sencillo, ecológico y cómodo de llevar. De la forma que sea, en papel o no, todos o casi todos tenemos o hemos tenido un libro de cocina en nuestro poder y, a pesar de la gran cantidad de recetas que podemos encontrar con una simple búsqueda por Google, siguen siendo de gran utilidad. 

Pero ... ¿Cuál es el verdadero origen de estos libros? ¿Quién fue el autor del primer libro de cocina?

El primer libro de cocina y gastronomía

La historia de la cocina es muy variada. Esta se ha ido construyendo y moldeando con el pasar de los años y los siglos; es más, aún a día de hoy se puede afirmar que no está del todo escrita gracias a la aparición de nuevas ideas, platos y recetas gastronómicas que han surgido gracias a la necesidad de alcanzar diferentes experiencias y abarcar gran cantidad de paladares. 

Para saber cómo nació el primer recetario, es imprescindible conocer la historia desde sus orígenes. La cocina surgió con la primitiva necesidad de satisfacer al cuerpo de alimentos y nutrientes necesarios para poder sobrevivir. Al principio, nuestros antepasados más antiguos basaban su alimentación en vegetales, plantas y ciertas semillas que podían encontrar fácilmente en la tierra; más tarde se fueron añadiendo las proteínas gracias a la caza de pequeños animales. Pero el auténtico sabor y gusto por los alimentos surgió gracias al agua salada del mar, lugar donde era habitual lavar las carnes y demás comida antes de que esta fuese ingerida. Esto, sumado al uso de ciertas hierbas para aromatizar y el posterior descubrimiento del fuego, hizo que la comida dejase de significar solo supervivencia para convertirse en toda una experiencia culinaria. 

Siglos después, ya en el 62 d.C, el romano Caius Apicus, un gastrónomo de la época, elaboró de su puño y letra el primer libro de cocina y gastronomía. Lo llamó "De re conquinaria" y en él se describía con todo lujo y detalle los copiosos banquetes del emperador Claudio y sus esposas, además de recetas con las que era posible elaborar los platos más populares y ricos de aquella época.

Tanto era el amor, (o locura, según como se vea), que Caius Apicus le tenía a la gastronomía que al verse en la banca rota, tras haber gastado toda su fortuna en elegantes festines, decidió quitarse la vida. 

¿Por qué es importante tener un buen libro de cocina?

La cocina es todo un arte, pero para llegar a elaboraciones más complicadas es necesario empezar por cosas sencillas. Por ese motivo, disponer de un buen libro de cocina con los fundamentos básicos de esta es imprescindible para cualquier persona con ganas de disfrutar del buen comer. Los libros de cocina y gastronomía no solo nos enseñan, si no también nos permiten mejorar nuestra técnica, nos trasporta a épocas pasadas y, sobre todo, a descubrir un mundo nuevo de sabores y experiencias gastronómicas. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

No se ha encontrado ningún schema.
>
Subir

En cumplimiento de la Ley 34/2002 de 11 de julio de Servicios de la Sociedad de la Información y de Comercio Electrónico (LSSICE), te informamos de que este sitio web Zumo de Kiwi utiliza cookies. Saber Más